Ley de Murphy

Actualización del sitio

Cuando fue momento de elegir una plataforma de e-commerce para lanzar nuestro negocio, no hubo un criterio definido que haya hecho primar la solución de Prestashop. (Craso error!)
Al momento, julio o agosto de 2012, la última versión era la 1.4.9.0, así que fue esa la seleccionada para ser implementada. Pudimos poner en marcha el sitio sin mayores problemas y así estuvo funcionando hasta el viernes pasado.

Hace un par de semanas empezamos a investigar la posibilidad de actualizar Prestashop a la versión más actualizada (por entonces la 1.5.4.0), en principio, porque ya hacía rato que había subido de nivel la versión y eso implicaba cambios más o menos importantes y menor disposición de los desarrolladores a atender la versión vieja. Además, casi lo más importante, es que la brecha entre versión dificultaría aún más hacer actualizaciones más tarde; más vale acortar distancias ahora y sufrir menos después.

Entonces desarrollamos un theme de cero, basado en el default nuevo, e hicimos las modificaciones necesarias a los módulos que iban a ser activados. Todo muy lindo…
El jueves pasado el nuevo producto estaba listo para ser puesto en marcha. Había que realizar un par de tareas antes: comprobar la configuración del servidor (php básicamente), hacer un buen backup, actualizar el Presta con el módulo Autoupdate y subir los archivos nuevos. Hasta acá, no se veía mal…. hasta acá.
Se eligió el viernes (horrible decisión) para así contar con la asistencia de nuestro proveedor de hosting en caso de que surgieran problemas, pero fue como si nada, porque obviamente, no nos dieron pelota.
Después de unas últimas comprobaciones, empezamos con la actulización automática… y ahí fue cuando Murphy se hizo presente. Todo lo que pudo fallar, falló, e incluso lo que no podía fallar.

Desde ya que la actualización murió a medio camino, dejando un desastre.
Primera idea: tirar todo el sitio al diablo, agarrar el backup y restablecer archivos y base de datos. Nop! Desde phpMyAdmin no se podía importar el backup por algún tema de la configuración del servidor (probablemente haya tenido que ver con el max_execution_time de PHP; aunque estaba en 300 segundos).
Después de un par de intentos, todo fue peor: error HTTP 500 continuamente. Hasta que pudimos importar la DB original. O eso parecía…

Así que, antes de seguir metiendo mano de gusto, creamos otra DB donde pudimos importar el backup y copiamos los archivos a una subcarpeta del dominio. Chequeamos la configuración del tiempo de PHP (casi seguros de que era el origen de todo mal) y nos dispusimos a actualizar ese sitio de prueba. Actualizó sin problemas.
Esto empezaba a ser muy frustrante…

Finalmente encontramos el orden para hacer que todo funcione.
En un servidor local instalamos la versión vieja, le importamos los datos del backup y actualizamos la versión.
Uno pensaría que con subir los archivos actualizados e importando la DB actualizada al sitio web tendría que salir todo funcionando como lo hizo localmente. No es así.
Se han presentado docena de errores, algunos relativos al hosting y parcialmente solucionables, y otros que escapan al entendimiento… llamadas a métodos no definidos, re-declaraciones obviamente no permitidas, etc. Sumado a un sistema de caché de funciones y a otro de caché de archivos que fallan miserablemente y bloquean completamente el sitio a menos que se borren algunos archivos de aquí y allá. Un desastre.

Es más… hasta ahora mismo, se siguen sucediendo esos errores y no hay forum que ayude a paliar este infierno.

CONCLUSION: Prestashop falla miserablemente fuera de un ambiente controlado.

CONCLUSION 2: No se hacen más actualizaciones.

Ya veremos cómo termina esto…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>